Las Murallas

Felipe II lo ordenó construir el recinto amurallado de la isla de Ibiza para proteger a la isla de la piratería dominante en el mar durante su reinado.

La población antigua de Ibiza, Dalt Vila (la villa alta), tiene una característica muy particular: la de hallarse dentro de un recinto fortificado que con el de la Valetta en la isla de Malta, son los únicos ejemplares de fortificación abaluartada que se conservan completos en Europa. Ello hace que sólo por este hecho ya sea un monumento de primera magnitud, y con su complemento de torres de defensa, iglesias fortificadas y torres de refugio prediales, los únicos existentes en la isla.

← PreviousNext →